LUIS ALBERT SEGURA: RENOVADO Y REINVENTADO EN «AMENAZA TORMENTA»

El cantante mostró su nuevo disco el pasado 17 de octubre en la sala Boite de Madrid

Luis Albert Segura ya no es L.A., ¿No lo sabías? Pues efectivamente, su nuevo proyecto personal se llama así, Luis Albert Segura. Además sus canciones ya no son en inglés, ahora son en castellano.

Así pues, el pasado 17 de octubre Luis Albert iba a dar un concierto en la sala Boite para tratar todas estas novedades y acudimos a la llamada.

Una vez dentro de la sala, la gente tarda algo en aparecer. ¿El público viene al concierto por L.A., por Luis Albert, por ambos? A las diez arranca el directo. Luis Albert empieza a cantar y para nada es raro escucharlo en castellano, porque su voz es la misma, solo que ahora se presenta en otro formato, desde otro prisma.

La primera en sonar es Déjame Entrar. Es dulce, potente, de esas canciones que crecen y crecen mientras avanzan. Aunque lo verdaderamente indiscutible es que su voz asume todo el peso. Cae con fuerza y llena el espacio, potencia todo lo demás.

Al rato suena El Cielo Se Rompe, nombre que hace un pequeño guiño al de su nuevo disco Amenaza Tormenta. Es una canción algo más pausada y delicada. Luego, con Escrito en la Pared, todo se vuelve algo más enérgico, aquí hay más ritmo, más guitarra, más batería.

Entre canción y canción Luis Albert procura que su público se sienta a gusto frente a todo el repertorio que nos ofrece. Explica que este nuevo proyecto es una apuesta fuerte, cambio de idioma, de banda…

Las canciones se suceden una tras otra y yo me quedo con el momento en el que suena Me Quedo Contigo. Antes de cantarla, Luis Albert dice que es el tema con mayor carga emocional de su carrera, los presentes no entendemos el motivo pero lo cierto es que es preciosa. Luego, nos explica que esta canción tiene dos anécdotas relacionadas con su mujer y su hija y lo cierto es que emociona verlo tan transparente.

Nada de Ti y Tu Cara Oculta son de las últimas que suenan y con ellas me convenzo de que es un buen disco. Salgo de la sala pensando que Luis Albert ha hecho una gran apuesta, porque no siempre el público reacciona bien a los cambios, pero qué importa. Luis Albert ha hecho lo que le pedía el cuerpo y no sé si será mejor o peor porque para gustos los colores, lo que sé es que suena de vicio.