ENTREVISTA A MODELO DE RESPUESTA POLAR

Tras más de 30 conciertos y cientos de kilómetros recorridos, Modelo de Respuesta Polar pone punto y final a su gira Más Movimientos. Lo harán con cuatro conciertos especiales en los que repasarán los temas de su último álbum.

Después de un verano de festivales como Mad Cool, Sonorama Ribera, Vida Festival, Low Festival, Ebrovisión, Santander Music, MUWI o Warm Up Estrella de Levante, Modelo de Respuesta Polar continuaron con su gira «Más Movimientos» por salas de ciudades como Albacete, Barcelona, Valladolid, Gijón, Murcia, Palencia y Zamora.

Barcelona, Valencia y dos noches en Madrid (22 y 23 de febrero) será la última oportunidad de ver a los valencianos antes de que se tomen un descanso de los escenarios y vuelvan al estudio a preparar lo que será su siguiente trabajo.

Nosotros tuvimos la suerte de poder charlar un rato con Borja Mompó, cantante de la banda, y preguntarle sobre lo que fue, lo que es, y lo que será Modelo de Respuesta Polar.


Dos conciertos durante dos noches distintas en un mismo sitio, la sala Sol. La noche del 22 y 23 de febrero Madrid se va a llenar de vuestras canciones. ¿Se multiplican los nervios? O quizá, tras más de 30 conciertos durante esta gira ¿Ya no hay nervios que valgan?

Siempre hay nervios. Es bueno y nos gusta sentir esa sensación. Por eso quizás intentamos que cada concierto sea algo distinto, con canciones diferentes, siempre que podemos hacerlo. Ese probar cosas nuevas te mantiene alerta y hace que estés consciente en todo momento de lo que ocurre. No nos gusta poner el piloto automático.

Durante esta gira habéis pasado por muchas salas, ¿Qué habéis encontrado en una sala que no os lo da un festival?

Por suerte somos una banda con muchos formatos y que disfruta tocando en todo tipo de escenarios. Nuestros discos van desde lo más intimista hasta canciones con mucha fuerza, simplemente tenemos que elegir bien el repertorio y disfrutar de cada espacio.

¿Un concierto de esta gira que os haya emocionado?

Quizás el último que hicimos en Madrid, en el Teatro Lara tuvo muchos matices y momentos de todo tipo. Fue la puesta de largo del disco Más Movimientos y pudimos desplegar todo el repertorio sin prisas y en un escenario precioso.

Sonáis a Modelo en todos vuestros discos pero cada uno tiene su esencia particular, ¿De qué habéis alimentado a “Más Movimientos”? ¿Qué sonidos os han influido? ¿Qué experiencias pueden leerse entre líneas?

Es un disco que se fraguó estando de gira. Tiene ese punto directo, desenfadado y urgente. Es esa urgencia y esa electricidad lo que le hace único. Posiblemente si lo hubiéramos reposado un poco más no hubiera sido el mismo disco y en ese momento queríamos que fuese un disco directo y fresco.

Hay mucho de ti en las canciones, muchas historias, distintos momentos, movimientos…¿Hay algún tema del disco que le tengas especial cariño en comparación con el resto? ¿Por qué?

Dejar ir. Es una canción pequeña, que habla de una persona en concreto y transmite la misma luz que esta persona transmitía.

En tus letras te desnudas y hablas de experiencias personales ¿Puede llegar a ser contraproducente eso de contar una y otra vez situaciones algo difíciles?

He tenido la suerte de rodearme bien de cerca de personas a las que aprecio y admiro. Aunque las historias se acaben o se transformen, quedan las personas y siempre me es grato recordarlas.

Ahora que lleváis tantos años de carrera, ¿Qué os ha enseñado la música como profesión?

Nos ha enseñado a conocernos individualmente y como banda. Nos ha enseñado a viajar, a comer bien y a escuchar a la gente que nos vamos encontrando. Es una profesión preciosa, con muchas aristas, pero muy instructiva.

¿Qué nuevos proyectos tiene Modelo de Respuesta Polar entre manos?

Necesitamos bajar un poco el ritmo de conciertos. Son dos años y medio de gira y creemos que es buen momento para no exponernos tanto y volver al local. Disfrutamos mucho en todos los ámbitos de la música y volver a componer es algo que nos entusiasma.